Ansiedad cómo detonante de la depresión

May 12, 2022

La ansiedad y depresión en ocasiones van de la mano provocando un estado de malestar psicofísico provocado por sensaciones negativas que solemos experimentar la mayoría de las personas en algún momento de nuestra vida, como la intranquilidad, desosiego e inseguridad ante una amenaza.

La ansiedad tiene manifestaciones distintas, y puede presentarse en forma de trastorno obsesivo-compulsivo, estrés postraumático, ataques de pánicos o fobias. Tienen 3 formas comunes de expresión, las cuáles son, la cognitiva-emocional, fisiológica y conductual.

La cognitiva-emocional está relacionada con el sentimiento y el pensamiento, la fisiológica son manifestaciones corporales y la conductual se basa en las acciones.

¿Cómo es una persona con ansiedad y depresión?

 Cuando padecemos ansiedad y depresión, es importante aprender a controlarlo dentro de lo que cabe de una forma coherente y relajada para así poder paliar y reducir los efectos progresivamente. Este es uno de los principales problemas en muchos deportistas, por ello es fundamental tenerlo en cuenta en la psicología deportiva. También es muy recomendable cuando se sufre ansiedad y depresión llevar a cabo terapia EMDR en Málaga para acortar su recuperación.

¿Qué relación tiene la ansiedad y la depresión?

La depresión puede aparecer a causa de sufrir un trastorno de ansiedad, o, al contrario, y son tratadas como respuestas de nuestro organismo que se desequilibran ante un hecho concretos o diversos eventos. Por tanto, al ser una desencadenante de la otra, tienen en común diversos aspectos como la irritabilidad, culpabilidad, dolor emocional o mal estado anímico.

Ambos vienen propiciados comúnmente por problemas relacionados con la baja autoestima que pueden ser provocados por diversas causas y son inconvenientes muy comunes en personas con una mayor tendencia a la inseguridad y a la poca confianza en sí mismo.

Depresión y ansiedad

Tratamiento para la ansiedad y depresión

Hay numerosas técnicas para manejar estas situaciones y todas giran entorno al concepto del cuidado de la salud física y mental.

 La salud física, aunque parezca que no, ayuda en gran medida a minimizar los síntomas de la ansiedad como detonante de la depresión. Para ello podemos hacer ejercicio durante media hora al día y cuidar nuestra alimentación, ya que todos los alimentos que ingerimos nos afectan a nuestro estado de ánimo de forma directa.

La salud mental es imprescindible manejarla correctamente para todos los aspectos de la vida y es primordial para controlar nuestra estabilidad emocional. Para volver a conseguir un estado de salud mental óptimo recomendamos liberar la mente, para ello existen actividades como pilates o yoga que nos pueden mostrar distintas técnicas de respiración para relajar la ansiedad, y también es importante mantener nuestras relaciones sociales o vínculos emocionales, con las personas que pertenezcan a nuestro círculo, ya que apartarnos nos afectaría negativamente al estado de ánimo.

Síntomas de ansiedad y depresión

 Los síntomas de ansiedad y depresión, puede ser originado por una serie de factores que hacen que nos encontremos en ese estado emocional. En general, vamos a organizarlos en 2 tipologías, de las cuáles sacaremos diferentes ejemplos.

La pérdida de reforzadores, como puede ser la enfermedad o la pérdida de un familiar, una ruptura forzada de cadenas conductuales, como cambiar tu trabajo o tu casa, un incremento en la calidad o en la cantidad de eventos negativos, o simplemente una acumulación de pequeñas pérdidas.

 Factores de vulnerabilidad, que facilitan la depresión, como pueden ser, un estilo de vida descontrolado, tipos de personas con carencias de habilidades sociales por si timidez o introversión, la soledad para una persona poco independiente o la inhabilidad de solucionar problemas o situaciones adversas que se presenten.

 Principales causas de ansiedad como síntoma de la depresión

Las causas de la ansiedad como detonante de la depresión no están definidas concreta y claramente, ya que influyen en gran medida, las experiencias vividas anteriormente y la personalidad. De todas formas, colocaremos a continuación una serie de causas tanto médicas como de personales eventuales.

Las causas médicas son los inconvenientes médicos que puede provocar este trastorno, y pueden ser enfermedades cardíacas, trastornos respiratorios, uso inadecuado de sustancias, tiroides o diabetes. Incluso puede ser provocada por un medicamento en forma de efecto secundario, por lo que debemos tener mucho cuidado con las medicaciones que nos tomamos.

Las causas eventuales o personales son factores de riesgo que hacen que aumente la probabilidad del trastorno después de dicho hecho o si le sucede a tipo de persona característica. Estas causas pueden ser la personalidad (una persona introvertida, tímida, nerviosa), cualquier tipo de trastorno mental, herencia familiar, el uso indebido de alcohol o drogas un trauma infantil o la acumulación de estrés.

Cómo gestionar la ansiedad correctamente con la ayuda de un psicólogo

Como hemos distinguido en el inicio del blog, la ansiedad como detonante de la depresión posee manifestaciones cognitivas emocionales, fisiológicas y conductuales, por lo que vamos a diferenciar las técnicas según su forma de expresión.

  • Técnicas cognitivas emocionales: La Reestructuración Cognitiva, basada en tener un pensamiento lo más próximo a la realidad posible, y la técnica de Autoinstrucciones.
  • Técnicas fisiológicas: Estas técnicas están enfocadas en conseguir disminuir nuestra actividad fisiológica corporal, y serían Entrenamiento en Relajación Muscular de Jacobson y Respiración Diafragmática.
  • Técnicas conductuales: Es muy común el Entrenamiento en Habilidades Sociales, para así mejorar nuestra relación con las personas en diferente tipo de situaciones y las Técnicas de Exposición y así también paliar la timidez o inseguridad que podemos tener.

Otros posts relacionados

Trastorno estrés postraumático TEPT: Como superarlo

Trastorno estrés postraumático TEPT: Como superarlo

El trastorno estrés postraumático, abreviado como TEPT, es de las enfermedades más comunes en la sociedad, debido al gran estrés general instaurado por diferentes circunstancias que se dan a lo largo de nuestra vida. Casi un 10% de la población sufre estrés...

Miedo al fracaso o atiquifobia

Miedo al fracaso o atiquifobia

Hoy vamos a aprender todo sobre la atiquifobia o miedo al fracaso y como superarlo. Todos sabemos que, en nuestro desarrollo vital, funcionamos gracias al planteamiento y a la consecución de objetivos o propósitos, instaurando un progreso en nuestra evolución...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading...